Canción de la Columna Juvenil del Centenario*


1970

Mientras la ciudad
aún a las cuatro esté encendida
y haya un lugar que te distraiga por ahí,
un humilde lugar,
un pequeño lugar,
no digas no, que estás negando el paraíso:
sé donde por años la luz es un farol
y el sueño diversión,
única diversión.

Sé que ahora mismo,
mientras se entona cualquier canto,
mientras partimos a disipar el calor,
se está luchando allá.
¿Qué va a pagar
la sangre que la tierra absorbe?
¿Qué oro que no es oro de sueños pesa así?
¿Qué puede valer más?

¿Qué paga este sudor, el tiempo que se va?
¿Qué tiempo están pagando? ―el de sus vidas.
¿Qué vida están sangrando por la herida
de virar esta tierra de una vez?

Cuando a las once el sol parte el centro del honor,
cuando consignas y metas piden su paredón,
cuando de oscuro a oscuro conversan con la acción,
la palabra es de ustedes, me callo por pudor.

¿Qué paga este sudor, el tiempo que se va?
¿Qué tiempo están pagando? ―el de sus vidas.
¿Qué vida están sangrando por la herida
de virar esta tierra de una vez?

 

 

* Canción para el documental Columna Juvenil del Centenario, de Miguel Torres (en cursivas, el texto de Pablo Milanés).