De qué valen mis razones


De qué valen mis razones,
el conocer,
el comprender,
si el corazón
nos tira en otros caminos
a nuevos destinos,
deshaciendo lazos,
pues nuevos abrazos
nos dará
el amor.

Por eso yo
pregunto a mis razones
qué van a dar
para vivir
si voy a arder
en una estrecha cadena
de suspiro y pena,
recuerdo y distancia,
deseos y ansias
de volver
para ti.

De qué vale mi razón más fuerte
si yo siento que tengo que verte.
Si en tus manos se me va el amor,
¿de qué vale razonar mejor?

De qué vale mi razón más fuerte
si yo siento que tengo que verte.
Si en tus ojos se me va el amor,
¿de qué vale razonar mejor?

Por eso yo
pregunto a mis razones
qué van a dar
para vivir
si voy a arder
en una estrecha cadena
de suspiro y pena,
recuerdo y distancia,
deseos y ansias
de volver
para ti,
ay, para ti.