Después


Después de decir mediodía
tener que cambiarlo por tarde
es más que una simple porfía
es trueque que arde

después de saber de una forma
deber aprenderlo de otra
es talla que rompe la horma
aunque desempotra

después del supremo inventario
mirar que no encaja tal pieza
es dato que rompe el armario
y más la cabeza

después que ordenaste tu mundo
tu origen, tu ruta, tu fosa
saber que no hay nada rotundo
te jode las rosas

pero lo peor, lo inservible
el signo de sumo fracaso
es ver que la vida es posible
y no dar el paso.