El carnaval secreto del bufón


Una gran mañana
que era temprana
sobre el suelo del sol,
encontraron recostado y dormido
a un retirado bufón.

Sus ojos brillaban
al infinito,
sin ninguna expresión,
pero de sus ojos salía el ruido
de una gran diversión.

Qué destino pervertido
de vivir para perderse
entre cintas, serpentinas
―psicodélicos papeles
que lo saquen, que lo salven
de los ruidos
de este año del amor.