El relojero y el loco


El relojero y el loco
se conocieron para hacer cooperativa.
El relojero arregla un poco
lo que su socio troca en vida.

El tallar del relojero
es el soplo de la duda,
instrumento de los sueños,
herramienta de la espuma.

En la latitud del loco
lleva el mando la sorpresa.
Maravilla del asombro
cuando llega la belleza.

El loco y el relojero
se van porfiando ser el ala y la cadena.
Se van los dos aventureros
de la alegría y de la pena.