Hay fuego en el pasto


El centro deshace
su nudo de espera
y el párpado abre
del pueblo y la sierra.

El canto del pobre
estalla hacia afuera
y esparce su hambre
en lengua de fiera.

Hay fuego en el pasto
hay fuego en la piedra
hay fuego alumbrando
la América nuestra.

Hay fuego en el viento
hay fuego en la tierra
hay fuego empezando
la América nueva.