Nuestra ciudad


Nuestra ciudad,
roja por la mañana está
y negra por la noche va
frente a su mar de cielo
grande,
nuevo.

Nuestra ciudad
camina sin la soledad,
espejo de una realidad,
pues tiene un gran lucero
nuestro,
nuevo.

Los dos
respirando los parques y andando.
Los dos
caminando muy juntos las calles.
Los dos
hablando, en nuestro suelo,
la bella ciudad,
nuestra ciudad.