Quédate


1967

Cuando este sol se apague,
tú partirás de mí.
Seguiré solo,
con mi dolor y llanto
y llanto.
Mi convicción es no querer
ya nunca más, porque
la misma historia es otra vez
y otra vez, y otra vez, y otra vez.

Quédate, quédate
para poder vivir sin llanto,
sin llanto.

Cuando me desengañe
no sé si viviré,
porque es muy triste
tener tan sólo llanto
y llanto,
y mil renuncias en el corazón que implora
que alguna vez alguien se quede, y llora.

Quédate, quédate
para poder vivir sin llanto,
sin llanto.

Mi convicción es no querer
ya nunca más, porque
la misma historia es otra vez
y otra vez, y otra vez, y otra vez.

Quédate, quédate
para poder vivir sin llanto,
sin llanto.