Tema aparentemente kafkiano


Acaba de nacer, amigo mío,
para que las bondades de tus viejos
te lleven de la mano a sus rincones,
te salven de dudosas consecuencias,
te hagan sentir culpable de su ciencia.
Te llevan de la mano,
te salvan de dudosas consecuencias,
te hacen sentir culpable, culpable,
culpable de inocencia.

Acaba de crecer, amigo mío,
para que tu mastín, tu tía, tu escuela,
tus rostros preferidos, tus amores
decidan tu noción de la eficiencia,
volviéndote rehén de sus carencias.
Todo lo conocido
designa tu papel sin indulgencia
y siempre eres culpable, culpable,
culpable de inocencia.

Si aún sigues andando, amigo mío,
une tu sangre nueva a la del mundo.
No cedas ante mimos o perdones,
para que la dolida decadencia
no te procese por adolescencia.
Funde tu sangre al mundo,
no cedas a sobornos o licencias.
Escapa del proceso, proceso,
proceso de inocencia.