Variaciones sobre un viejo tema*


1969
En memoria de Eduardo Castañeda

¿Dónde se es feliz que no haya un río
arrastrando piedras y señales?
¿Dónde hay un retrato que lleve puesta
la figura de toda la vida?

¿Dónde el suicidio queda inutilizado?
¿Dónde se ahogan todas las encrucijadas?
¿Dónde termina una canción inquisitoria?
¿Dónde hay amigos de los cuerpos, finalmente?

Venga el futuro,
venga la muerte en optimismo
para aquellos que yo sé que, como yo,
nacieron para navegar.

¿Qué cosa decir y hacernos buenos
cuando terminemos de soñarnos?
¿Con qué ortografía se escribe
la canción que abre las siete puertas?

¿Con cuál disparo correremos a jardines,
llenos de humilde sensación de maravilla?
¿Con cuántas lámparas de aceite alumbraremos
el nacimiento de ese gran desconocido?

Venga el futuro
como el gran descubrimiento
de la ciudad que guarda sueños y habitantes.

Tendremos niños en los ojos
y, al percibir la vida, tendremos sangre en las uñas.
Pues, ¿cómo ser feliz sin dejar una huella?

 

* Grabada con Diákara.